Como rootear el Moto G 2013 con Lollipop 5.0, 5.0.1 y 5.0.2

(2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Rootear el Moto G 2013 con Lollipop 5.0, 5.0.1 y 5.0.2

Para todos los que ya están gozando de la más reciente versión de Android Lollipop en sus Moto G de primera generación, posiblemente ya estén preguntándose de qué manera conseguir el acceso de ROOT o bien súper usuario que tanta utilidad trae a vuestros terminales cuando lo logramos.

Rootear el Moto G 2013 con Lollipop 5.0, 5.0.1 y 5.0.2

Los pasos para darle acceso de ROOT al Moto G 2013 en Lollipop 5.0, 5.0.1 y 5.0.2 son parcialmente muy simples de ejecutar, no obstante, antes de nada debes de conocer los peligros que ello conlleva; eminentemente en lo que implica perder la garantía de tu equipo en frente de el fabricante, o bien aún que las cosas no salgan bien y puedas perder tus datos; con lo que ya antes de continuar adelante has de ser muy consciente de lo que haces y leer múltiples veces los pasos ya antes de ejecutarlos para estar seguro de que tu equipo cumple con los requisitos.

Rootear el Moto G 2013 con Lollipop 5.0, 5.0.1 y 5.0.2

Requisitos previos
• Tener instalados los drivers de Motorola en tu ordenador.
• Activar el modo perfecto de desarrollador en Android.
• Activar el modo perfecto de depuración USB.
• Tener instalado una versión stock de Lollipop 5.0, 5.0.1 y 5.0.2
• (Opcional) Bootloader desbloqueado, no es inconveniente si lo tienes desbloqueado y tampoco si no lo tienes.
• Efectuar un backup de tus ficheros, fotografías, etc. No se perderá nada en el proceso de hacer ROOT, no obstante es un respaldo de seguridad en el caso de que algo salga mal.
Paso 1: Preparar la carpetita en Windows
Descarga la herramienta para rootear el Moto G 2013 en Windows conforme el modelo de tu equipo y descomprímelo en un directorio de tu ordenador. Este fichero comprimido tiene todo cuanto se precisa.

• Herramienta ROOT XT1031 Si tienes el modelo CDMA.
• Herramienta ROOT XT1032 Si tienes el modelo de una sola SIM.
• Herramienta ROOT XT1033 si tienes el modelo de doble SIM.

Paso 2: Preparar el Moto G
Apagamos el Moto G (recuerda tener el modo perfecto de depuración activo ya antes) y después lo encendemos en modo FastBoot. Para encender un Moto G en modo FastBoot debes pulsar el botón de power + volumen abajo por tres segundos y después soltar y ya comienza en modo FastBoot. Seguidamente conectamos el Moto G al ordenador utilizando el cable de datos USB. El menú del FastBoot en tu Moto G debe enseñar las próximas opciones.

– Normal Powerup
– Recovery
– Factory
– Switch Console [NULL: null]
– Barcodes
– BP Tools
Paso 3: (Opcional) Probar conectividad USB
Si jamás ya antes habías conectado tu Moto G al ordenador o bien no tenías los controladores USB de Motorola anteriormente instalados, es bueno hacer una prueba de conectividad USB ya antes de proseguir para estar absolutamente seguros de que nuestro ordenador y nuestro equipo se pueden ver mutuamente en modo FastBoot. Para esto será preciso emplear ADB que es un protocolo de comunicación entre Android y tu ordenador. Si no tienes ADB instalado, puedes hacerlo ahora descargando esta versión ligera llamada Minimal ADB. Después de instalar el Minimal ADB abrimos una ventana de comandos y navegamos hasta su carpetita de instalación, una vez allí escribimos “abd” y pulsamos enter, despues ponemos “adb devices” y enter de nuevo. Debes conseguir un mensaje de confirmación de que hay un dispositivo conectado al ordenador.

Rootear el Moto G 2013 con Lollipop 5.0, 5.0.1 y 5.0.2

Paso 4: Rootear el Moto G 2013 con Lollipop
Estando en la carpetita donde descargamos y descomprimimos el utilitario para rootear el Moto G 2013 en Lollipop, damos doble click al fichero root-windows.bat, debes tener permisos de administrador en Windows para poderlo ejecutar.

El smartphone mostrará el progreso de la instalación y más tarde se procede a reiniciar. Ya puedes desconectarlo del ordenador y cuando estés en Android ir a las Aplicaciones y buscar la nueva Aplicación de superSU con lo que puedes confirmar que ya tienes acceso de ROOT en tu equipo.

Como puedes observar es un procedimiento sencillísimo de hacer y con poco riesgo realmente. Ahora que ya tienes el dispositivo rooteado es momento de gozar. 🙂

Deja un comentario